Secretario General electo de la FLM afirma que crecer bajo la dictadura chilena modeló su visión

2 08 2010

Rev. Martin Jung. Foto: © LWF/Erick Coll

Por LWF.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Crecer en Chile bajo el dominio de la dictadura militar, sufriendo la consiguiente pérdida de libertad, “modeló profundamente” los valores del Secretario General electo de la Federación Luterana Mundial (FLM).

En su discurso ante la Undécima Asamblea de la FLM, el Rev. Martín Junge, dijo que durante sus años de formación “aprendió a encontrar apoyo en los valores –justicia, dignidad humana, no violencia, tolerancia– que los contextos político y social negaban casi a diario”.

Junge dijo que la predicación de su iglesia afirmó esos valores en las personas, les dio esperanza, las animó a desarrollar “la terquedad evangélica que conduce a la resistencia creativa”. Así, la energía de las personas fue liberada “para acudir en ayuda de sus prójimos que sufrían persecución, hambre, enfermedades y la pérdida de sus derechos”.

Consistente con la historia de su camino en la fe, el Secretario General electo comprende la misión de la iglesia de manera integral. “Creo que la proclamación, la diaconía y la presencia profética en la sociedad (incidencia pública) están intrínsecamente unidas, todas se influencian entre sí en un proceso de transformación.”

Para ilustrar este punto, Junge desafió a la Asamblea a que se pregunte qué sentido tendría participar en campañas de incidencia pública, defendiendo los derechos de las personas, si al mismo tiempo desde los púlpitos luteranos se proclama la mala noticia de que las personas son sucias pecadoras que solo merecen un severo castigo.

¿Qué sentido tendría que alimentáramos a las personas necesitadas por medio de la diaconía pero construyéramos vallas alrededor de la mesa del Señor, reservándola para unas pocas personas?”, agregó. “¿Qué sentido tendría proclamar el Evangelio liberador de Jesucristo, que se convirtió en uno de nosotros y nosotras para mostrar la solidaridad y compasión de Dios, si este Evangelio no nos mueve a ser personas solidarias y compasivas con los y las demás?”, añadió.

Debe haber coherencia y un sano equilibrio entre estas tres dimensiones de la misión integral, dijo Junge. Lograr esa coherencia y equilibrio “será una tarea de la FLM en los próximos años”.

Tres conceptos clave como guía
Junge dijo a la Asamblea que tres aspectos de la naturaleza de la FLM guiarán su mandato como Secretario General.

En primer lugar, está la naturaleza policéntrica de la FLM, que significa que la Federación no tiene un centro, sino muchos.

La FLM está presente en todo el mundo”, dijo. Todas las iglesias miembro aportan algo valioso a la mesa. “No hay ninguna iglesia en esta comunión que no tenga algo que ofrecer. No hay ninguna iglesia en esta comunión que no necesite recibir algo.” Junge instó a las iglesias miembro a que “hagan circular y compartan” sus capacidades, experiencia y conocimientos.

El segundo concepto es el de diálogo ‘transcontextual’. Junge dijo que si bien las iglesias deben ser “contextuales, respondiendo a las conversaciones, desafíos, necesidades y cuestiones que son identificadas a nivel local”, existe el riesgo de que el contexto propio se convierta en un “refugio” o una “excusa” para excluir a otros/as.

Una de las “tareas más exigentes en el futuro” será, dijo, “afirmar la contextualidad de las iglesias” y al mismo tiempo “involucrarnos en un diálogo, cooperación y trabajo conjunto a través de los diferentes contextos”.

Esta clase de compromiso activo y contribución a las “preguntas más amplias de nuestro entorno” es también un punto de entrada excelente para la conversación interreligiosa, con especial énfasis en el diálogo que se traduce en acción conjunta (diapraxis), dijo Junge.

La inclusividad es el último concepto que “modelará el camino” en que Junge servirá a la comunión. Tras señalar que se ha avanzado a lo largo de los años en la inclusión más activa y deliberada de las mujeres y los y las jóvenes en la vida y el proceso de toma de decisiones de la FLM, Junge dijo que “nos queda trabajo por hacer”.

Tenemos cuotas pero con frecuencia nos resulta difícil alcanzarlas”, dijo, observando que las decisiones tomadas en una Asamblea podrían no ser aplicadas a nivel local. Aunque se cubran las cuotas, no es suficiente, dijo, pues alcanzarlas “podría garantizar la presencia, pero no necesariamente la participación”.

La FLM tiene que ser transformada por el poder que las mujeres y los y las jóvenes aportan a la comunión mundial, dijo el Secretario General electo. “Es hora de que nosotros los hombres nos involucremos en hacer más inclusivas a nuestras iglesias y a la comunión.”

La gracia siempre encuentra la forma de llegar al prójimo”
Junge hizo hincapié en que la gracia tiene dos dimensiones: una vertical y una horizontal. La dimensión vertical es la gracia que recibimos como don de Dios, “similar al sol naciente”. La dimensión horizontal de la gracia nos obliga a servir a los y las demás.

La gracia no vive confinada en vidas individuales”, dijo el Secretario General electo. “La gracia siempre encontrará la forma de llegar al prójimo. Una gracia autolimitada, una gracia que se almacena egoístamente y se protege celosamente de otras personas desaparecerá como el maná en el desierto.”

Hay un orden económico que es absolutamente injusto y una viva expresión del pecado que priva a millones de seres humanos de sus derechos e incluso de sus vidas.” Citando el hambre, los niños y las niñas soldado, el VIH y el cambio climático como algunos de los pesares del mundo que la FLM está llamada a encarar, Junge dijo que la clase de cambio que es necesario para cuidar de nuestros prójimos es “de una naturaleza profundamente espiritual”.

Los luteranos y las luteranas seguimos firmes en el énfasis teológico en la gracia, tal como es revelada en Jesucristo, en la encarnación, dijo. “Jesucristo vino al centro preciso de este mundo… y estamos atrapados por el movimiento de Dios hacia el mundo.” Porque Dios por medio de Jesucristo da un testimonio tan firme de su amor por el mundo, “también nosotros comprendemos que estamos llamados y llamadas no solo a vivir en este mundo, sino a amarlo y amar a nuestro prójimo”.

La Reforma pertenece a todo el cuerpo de Cristo

El Secretario General electo anunció su intención de proponer que la FLM celebre su próxima Asamblea en 2017 para que sea un acontecimiento conmemorativo del 500º aniversario de la Reforma. “La FLM debe celebrar este aniversario”, dijo, añadiendo que ha de ser un evento ecuménico.

La Reforma luterana no es propiedad exclusiva de las iglesias luteranas, sino que pertenece a muchas otras iglesias.” La intención de la Reforma fue ser una contribución a todo el cuerpo de Cristo, y es de esa manera como deberíamos celebrarla, dijo Junge.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: