Cristo Jesus, Respuesta a La Crisis

30 07 2010

Catedral de San Lorenzo, Alemania.

28 de Julio de 2010.

Mateo 14: 13-20

  1. INTRODUCCIÓN.

El trabajo del Reino es cansado, se requiere de energía y cuando interviene las fuerzas de la energía del Espíritu Santo, existe la capacidad para soportar tanto trabajo, tantos esfuerzos, tantos problemas, tantas necesidades, tantas incomprensiones y hasta traiciones.

Martin Lutero en su canto clamo a Dios: “Sostennos firmes, oh Señor, en la palabra de tu amor, sofrena a los que en su maldad, tu Reino quieran derribar, demuestra tu poder, Jesús, pues Rey de Reyes eres tú, haz que tu  divina cristiandad te alabe en sinceridad”.

Estos mismos problemas, los vivió Jesús y por eso, quería esta

Obispo Medardo Gomez en la Catedral de San Lorenzo, Alemania 2010. Foto Martin Diaz.

r solo y buscó para ello, un lugar apropiado donde descansar, meditar, orar, renovar sus fuerzas, como en mi país decimos: “cargar las baterías”. Incluye en el cansancio de Jesús, el stress terrible causado por el dolor porque a su primo, Juan El Bautista su Heraldo, Herodes le han decapitado. Esta tensión que sufrió Jesús cargado de dolor e impotencia sufren nuestros pueblos en América Latina, es crisis de la vida.

La Iglesia trabaja para el Reino caminando con el pueblo, viviendo el terrible sufrimiento a causa de muchas tragedias, en las cuales los pobres sufren la mayor parte.

Producto de la obra realizada por Jesús y los Apóstoles, mucha gente le seguía, le buscaba, habían llegado a comprender que con Jesús era posible tener esperanzas, le necesitaban y por eso le buscaban para escuchar su mensaje de amor, para recibir sanación y para recibir energía divina de fe y esperanza.

  1. LA ENSEÑANZA PRÁCTICA DE JESÚS A SUS DISCÍPULOS.

Jesús enseñaba a sus discípulos caminando, ellos tenían la oportunidad de aprender con las decisiones e indicaciones que de ÉL recibían y así sucedió  que en un principio de la historia que narra nuestro Evangelio, el Señor no mostró enojo, frustración, porque no le habían permitido cumplir su plan, de estar solo, meditar, orar , descansar, y seguramente muy a diferencia de los apóstoles que le acompañaban, Él tuvo compasión y así recibió a la gente, los atendió con amor, sanando a todos los que padecían alguna enfermedad.

Esa fue su reacción, Jesús a quien le busca atiende y recibe.

En cambio la actitud de los discípulos es individualista, así lo demuestran hasta el final del día, en el atardecer, había llegado la hora, para retirarse del lugar.

Ellos dicen a Jesús:  despide a la gente.  He aquí un ejemplo de individualismo sin asumir la realidad desde la fe, para ellos lo más fácil era quitarse a la gente de encima, que no moleste, que se vayan. Sin embargo, Jesús profundiza su atención en esa realidad y ordena a sus discípulos al parecer una indicación ilógica no real y hasta tonta, Jesús les dice: “Denles ustedes de comer, la gente no tiene necesidad de irse”, pero el argumento de los discípulos es técnico, es de dinero, es marketing, se basan estrictamente en números, en los cálculos y especulaciones que acompañan siempre al mercado; de esa forma ellos saben que en números no alcanza para darles de comer a todos, las matemáticas dicen: no, imposible.

En esa línea de pensar, otro de los discípulos hizo ver que solamente poseen cinco panes y dos peces, pero éstos elementos fueron los suficientes para que la multitud que le buscaba saciaran su necesidad y su hambre.  Y el milagro se realizó; Jesús es la respuesta ante una crisis alimentaria, y nos muestra que aunque no parezca lógico, si es posible, dar el pan a los hambrientos, calmar las necesidades de los pobres y viviendo el milagro, Jesús es el kairós, que obra el milagro y es un milagro tan abundante que hasta sobró comida.

Para Jesús, las matemáticas de Dios, es poner lo poco en sus manos, Jesús lo multiplicará, por ello, la Iglesia afirma y enseña nuestra absoluta dependencia de Dios sobre todas las cosas y aprendemos que ante la problemática de la globalización, de la represión, de la recesión: Jesús es la respuesta.

  1. CONCLUSIÓN.

Las multitudes caminan en el mundo, llenos de dolor, y el mundo les responde que no se puede hacer nada, le aplican el marketing, la técnica, las matemáticas; y el mundo sigue dividido, se hace más grande la brecha entre ricos y pobres, por cuidar los intereses las naciones se levantan en guerra, hay desesperación y miedo, la vida en forma integral del planeta está amenazada.

Jesús le deja la enseñanza a la Iglesia, para que cumpla su misión de ser sal y luz; y concretamente nos dice que ante la crisis alimentaria, económica, política, ambiental. Si hay solución, las realidades deben de enfrentarse mediante la fe. La fe, la esperanza, la solidaridad, es la técnica de Dios, con estos valores si logramos inundar el mundo, encontraremos procesos de solución.

Dios tiene compasión de nuestro mundo en crisis y con lo poco que tenemos, puede hacer el milagro de satisfacer nuestras necesidades.

Medardo E. Gómez, Obispo.

Iglesia Luterana Salvadoreña.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: