Comunicado Ante el Primer Año de Gobierno del Presidente Funes

1 06 2010

Iglesia Luterana Salvadoreña

Al cumplirse este primero de junio el primer año de gobierno del Presidente, Carlos Mauricio Funes Cartagena, a la comunidad nacional e internacional, expresamos nuestra valoración:

Hace un año nuestro pueblo salvadoreño, celebró fiesta  por el inicio de un nuevo gobierno…el gobierno del cambio. La Iglesia coherente con las grandes necesidades y demandas del pueblo, dio gracias a Dios por el nuevo logro.

El grito del pueblo en su júbilo por el triunfo hacía crecer la esperanza…la gran apuesta  de construir un país más justo y humano. Todo parecía tan bueno, que hasta llegamos a decir que después de 500 años, el pueblo llegaba a tener la oportunidad histórica de construir e innovar un proceso de la paz con justicia social. Y no nos equivocamos…el gobierno mostró algunas acciones que a nuestro juicio son de corte socialistas y que alertaron al  pueblo en su esperanza, pero también a los detractores, por ejemplo:

El  gobierno del Presidente, Funes, derogó la cuota social en la red de hospitales públicos del país, abolió la cuota obligatoria en las escuelas públicas y repartió paquetes escolares (zapatos, uniformes, cuadernos) para que los niños y niñas tuvieran la oportunidad de estudiar, y decretó la entrega de una cuota de 50 dólares a personas de la tercera edad que viven en condiciones de extrema pobreza… ¿eso es paternalismo?  Es posible.  Pero igual si lo ves en el marco de un proyecto histórico en construcción, podrías llamarle de otra forma. Despertó tanto la fe, que expresamos: definitivamente ahora tenemos un gobierno de cambio, diferente a los anteriores y el pueblo eso lo ve.

Pero también ve con gran preocupación  la intensión de diversos sectores de contribuir a matar la esperanza, y el pueblo señala como artífices de este pecado, a los medios de comunicación que insistentemente dimensionan las diferencias entre el Presidente, Mauricio Funes y el Partido FMLN.

De igual forma, señalan a la oligarquía que se escandaliza cuando hay algunos avances el terreno social…nos preguntamos: ¿Es para escandalizarse esos avances que hemos mencionado?, ¿tiene sentido el escándalo en este contexto?

Pero más allá  de las observaciones sectoriales, de los escándalos surgidos, como Iglesia expresamos agradecimientos y oraciones al Presidente, Mauricio Funes, por su primer año de gestión y le reiteramos que está comprometido con todo el pueblo y debe cumplir la promesa de gobernar bajo la inspiración en Monseñor, Romero y los Mártires.

A nuestro juicio gobernar inspirado en Monseñor, Oscar Arnulfo Romero y los mártires, (hombres y mujeres) significa: Acompañar al pueblo más necesitado en sus luchas y demandas, ser coherentes en pensamiento y palabra, ser servidor humilde, franco y sincero y reconocer en los demás, sus dones, talentos. Es mirar su espacio y su gestión como la semilla de un proyecto histórico amplio del  cual miles de hombres y mujeres  han sido artífices e incluso ofrendado su vida..

¿De qué habla el Presidente, cuando se inspira en Romero y en los Mártires?…entendemos que de un compromiso profundo por la paz con justicia social…pero ¿cómo se consigue la paz con justicia social?, solo hay una forma: entregándose por entero a defender los derechos de los niños, niñas, jóvenes, mujeres, ancianos, la diversidad, la inclusión, el agua, la comida, la casa, el trabajo, la tierra, la dignidad, la identidad, la vida…en fin la creación.

Esto no es asunto de palabras y promesas…porque clamar a Romero y a los Mártires con responsabilidad, es ir más allá de un discurso.

Por eso llamamos al FMLN  también a defender sus principios y valores, y ser capaces para no permitir que les roben la esperanza. Porque esa misma esperanza, es la esperanza del pueblo. De ese pueblo cansado pero con fuerza para la lucha. De una lucha prometedora preñada de sed y de cambios reales…

Por ello, en el nombre de Romero y los mártires, llamamos tanto al Presidente, Mauricio Funes, como al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN a superar de inmediato sus diferencias, a no dejarse sorprender por el poder  y a pedirle perdón al pueblo por todas aquellas faltas que en detrimento del proyecto histórico se han cometido. El país demanda cambios, y no los habrá, si antes no existe voluntad, claridad y convicción de quienes tienen en sus manos la oportunidad de impulsarlos.

Unidad de Comunicaciones

Iglesia Luterana Salvadoreña.-

Por un nuevo El Salvador: Toma tu Cruz y Sígueme.-

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: