Magnificat en Tiempos del Sida

23 12 2009

Porque hemos creído en la buena noticia de otra tierra posible,

Y de otro cielo de comunidades inclusivas, nuestra existencia toda alaba
a quien nos llama a proclamar en justicia e inclusividad:


Nuestras vidas colocan toda su esperanza
en la acción de Aquel que  nos llama a ser testigos de su proyecto.

Porque construimos nuestra alegría sobre ese fundamento
y  ese es nuestro gran  argumento.

que compartiremos con cada generación.

Cada día vemos instituciones y organizaciones que se abren incondicionalmente,

a quienes hasta ayer eran  excluidos y olvidados.

Ahora y siempre hacemos memoria de quienes trabajaron

para abrir puertas y construir puentes,

y tomaron tu misericordia como modelo de todas las misericordias,

Tu proyecto de justicia hace milagros:

Envías  sobre los intereses egoístas de la industria farmacéutica,

una crisis que les hizo entrar en pánico y bajar precios.

Aquel a quien solo podemos llamar puro,

Apartó de su trono a los que se consideran puros y puras,

alejó a los autojustificados en su propia moral a sus lúgubres fortalezas

En su escandalosa y sorprendente gracia

Colmo de dignidad y respeto a quienes la epidemia del vih

hizo vulnerables a calumnias diversas.

En cambio, a los que se consideraban más allá del bien y del mal

les llamó a una conversión de corazón y no de ritual

Socorrió a las y los más vulnerables al vih,

acordándose de su llamativa y novedosa misericordia.

A quienes tienen hambre y sed de justicia y dignidad

los colma ahora de acceso universal a todos los derechos.

En cambio, a los que se sienten dueños de  derechos sin obligaciones,

les puso límites, transparencia y rendición de cuentas.

Socorre y protege con su fondo mundial de solidaridad,

a  quienes nuestras comunidades de fe temían pronunciar sus nombres,
y nombrarlos con los nombres que ellos y ellas quieren ser nombrados.

Se acordó  de todas las identidades y las muchas diversidades de su creación,

para que en unidad transformemos esta realidad,

para alcanzar el sueño de un mundo sin vih y sin estigmas,

que nace cada año en todos los Belén de Judea.

Pastor Lisandro Orlov

El Salvador, Diciembre de 2009

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: