Pre Asamblea de Mujeres de la Federación Luterana Mundial

20 11 2009

Women's pre-assemblyPor Hellen Rios.

Observador Juvenil/El Esplendor.

La pre asamblea de mujeres reunió a 45 participantes de todas partes del mundo: obispas, pastoras y delegadas para la 11va Asamblea de la Federación el próximo año en Alemania, cuyo lema es:

Danos hoy nuestro pan de cada día”.

Los objetivos del encuentro eran reunir a las mujeres que participan de forma activa en la vida de las iglesias, con el fin de escuchar sus testimonios, preocupaciones y visiones para fortalecer la comunión Luterana. Reflexionar el lema de la próxima Asamblea de la Federación y cómo estas reflexiones puedan llevarnos a formular políticas y acciones para la 11va Asamblea.

El primer día de la asamblea, tuvimos la visita del Director del departamento de Misión y Desarrollo, dándonos la bienvenida al evento y el actual secretario general de la federación, quien expuso de forma breve las generalidades de la próxima asamblea y los procesos que han llevado.

Hubo una reunión por regiones, en la que se expusieron las preocupaciones y temas comunes, se plantearon algunas estrategias para afrontar esas problemáticas y se expuso en el plenario. Este trabajo después sirvió para los trabajos en los diferentes “grupos de aldeas” en los que se compartieron los procesos que se han llevado y las acciones que se platearon para superar las dificultades.
Durante las plenarias se discutía acerca de los principales problemas de las mujeres en las regiones, y era sorprendente ver las similitudes. Cómo estando en diferentes regiones, países y contextos tenemos las mismas problemáticas y cómo hacer para que no nos sigan marcando es un desafío para nosotras y los lideres de nuestras iglesias y para la federación.

Se pidió que se fortalecieran o conformaran redes de apoyo en las regiones, para dar apoyo a todas las comunidades o iglesias que inician procesos de cambio. Que se abran espacios de acompañamiento para empoderar a esas iglesias.

Después del trabajo en grupos, los principales temas en común que encontramos fueron:
*Tráfico o trata de personas
*Transformación cultural: en cuanto a la ordenación femenina. Ya que en algunas regiones no es permitida y si lo es no es ejercida.
*La soberanía alimentaria: acerca del acceso a la seguridad alimentaria.
*Liderazgo de las mujeres – justicia de genero


Para mí fue una experiencia enriquecedora, como a través de los testimonios de las diferentes participantes se puede transformar el pensamiento, cambiar, dar herramientas y ánimos para trabajar o seguir trabajando por un mejor acceso, una mejor participación, entrar en procesos de toma de decisiones.


Me llamo mucho la atención escuchar las historias de algunas mujeres de África, de como en algunas regiones están “capacitando” a las niñas para dar placer sexual para que éstas luego “ayuden” a sus familias, vemos aquí explotación sexual, violación de derechos y abuso de poder. Como en otras partes al morir el esposo quedan sin derecho a nada de lo que algún día les perteneció y que por ser viudas son discriminadas. Los testimonios fueron tan impresionantes! La realidad es en verdad cruda pero el trabajo de las Iglesias que se está haciendo da señales de que es posible la transformación de pensamiento y cultura en esos lugares a partir de la fe.

Me sentía ajena a esas situaciones cuando las escuchaba, pero reflexionando un poco, quizás aquí no entrenen a las niñas de la misma manera que lo hacen en África, pero si son usadas como objetos sexuales desde muy pequeñas. Es una prostitución forzada y muchas veces se vive oculta y callada, que es quizá peor. A veces se escuchan estas situaciones en el marco de la historia, de culturas antiguas, y ahora me doy cuenta de que los derechos de las mujeres han sido pisoteados desde siempre y me enorgullece que las Iglesias Luteranas estén en lugares donde la dignidad de la mujer es pisoteada, luchando por restablecer los derechos de las mujeres, derechos con los que nacemos por ser hijas de Dios.


Cada día es un aprendizaje. Cada día trae consigo una experiencia nueva que nos sirve para transformarnos. Fue una experiencia muy diversa, y en esa diversidad los problemas planteados eran comunes. Problemáticas que sentimos particulares pero que en realidad son habituales en otras regiones, vividas de forma diferente quizá, y en otros lugares sentidas con más intensidad.


Si el tráfico humano no es uno de los temas principales de la Iglesia en Nicaragua, creo que debe incluirse. Es importante comenzar a trabajar y es necesario tocarlo más a fondo e informar a nuestras comunidades acerca de este fenómeno. Me gustaría informarme un poco más acerca de lo que se está haciendo para encarar la situación y comenzar a nivel local, con nuestras comunidades, particularmente en las de occidente, que es donde están más expuestas a ese tipo de violencia; es necesario informar de que se trata y cuáles son las consecuencias.


¿Cómo compartimos el pan de cada día?


El mensaje de la asamblea nos invita a seguir sirviendo, luchando por un mundo más justo; seguir orando, compartir nuestras experiencias, compartir nuestro pan de cada día, dar y recibir: responder! Tuve la oportunidad de representar a mi iglesia y los jóvenes, mostrar cómo es nuestro trabajo y como vinculamos la temática de género con lo que hacemos. A pesar de que fue la primera vez, sabía que tenemos muchas herramientas para dar esos signos de esperanza que me pedían en la presentación, que nuestro trabajo vale y fue realmente satisfactorio recibir muestras de afecto y felicitaciones por el amor que le ponemos a lo que hacemos, recibir agradecimientos por mostrar que si se puede y ser una motivación para otros.


Esta oportunidad que tuve de compartir con mujeres de todas partes, escuchar y ser escuchada es realmente grata. Me llenó realmente y me motivo a trabajar en la temática de género en mi iglesia. Siento que hay mucho trabajo por hacer y me gustaría participar en él. Como mujer y como joven me siento agradecida de poder entrar en estos espacios y poder ser parte del cambio y dar herramientas para este. La oportunidad que nos están dando a los jóvenes de participar en estos espacios es valiosa, estamos aprendiendo, mejorando nuestros conocimientos y compartiendo con otros jóvenes, adultos y adultas nuestro “Pan de cada día”.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: