Del lamento a actos de justicia por el pan cotidiano

24 10 2009

Noko-collarQueridos hermanas y hermanos:

Danos hoy nuestro pan de cada día” es el tema de la Undécima Asamblea de la Federación Luterana Mundial (FLM). Esta petición no solo reverbera nuestra oración, esperanza y tristeza, sino también nuestro lamento colectivo.

Como cristianos/as, creemos que la Creación de Dios es para todos/as así todos/as pueden tener vida en plenitud. Esa abundancia comienza con el pan cotidiano que sustenta la vida. Ahora bien, cada vez que decimos el Padrenuestro “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy” (Mateo 6.11), se nos recuerda el profundo abismo que existe entre nuestra petición y las realidades que cada día privan de comida nutritiva a millones de personas en el mundo entero. Todas ellas luchan contra la pobreza endémica, la inanición, la carencia de tierras y la falta de acceso a la munificencia de la Creación.

Nuestras deliberaciones teológicas incluyen profundas dimensiones éticas, pero al mismo tiempo, afrontamos retos espirituales y morales. Indudablemente, la miríada de iniciativas pastorales que abarcan la intervención frente al cambio climático y el cuidado de la Creación son expresión de nuestra espiritualidad; no obstante, la codicia floreciente que pone en peligro la humanidad y la Tierra también implica la erosión de nuestra espiritualidad. En cuanto comunión de iglesias, ¿tenemos el coraje de convertir la oración de Jesús en actos de justicia que impugnen los poderes empeñados en crear sistemas orientados al lucro para que unos/as pocos/as obtengan ganancias a corto plazo?

En julio de 2010, la FLM se congregará en su próxima asamblea que tendrá lugar en Stuttgart, Alemania, y será acogida por la Iglesia Evangélica Luterana en Württemberg y la Iglesia Evangélica Luterana Unida de Alemania (VELKD). Esa será una oportunidad de que los/as representantes de cada iglesia miembro de la FLM reconozcan los significativos momentos de don de vida y restauración de la esperanza de la trayectoria común de nuestra comunión. Órgano supremo de reglamentación y formulación de políticas de la Federación, la Asamblea también definirá la orientación general de la futura labor coordinada por la oficina de la comunión con sede en Ginebra.

Mientras nos preparamos para este hito de la comunión luterana, hagamos que la oración de Jesús se transforme de lamento en declaración esperanzadora de justicia en solidaridad con los seres más vulnerables de nuestras comunidades.

Rev. Dr. Ishmael Noko

Secretario General de la FLM


Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: